Oligoelementos coloidales De 1920 a hoy

Años 1920 hasta 1930

Años de arduo trabajo aislando y cuantificando los componentes de la materia prima necesarios para producir el fenómeno mineral coloidal de T. J. Clark.

1940

El nieto de T. J. Clark, Tommy (ahora llamado Tom), que en la actualidad es Presidente y Consejero Delegado de T. J. Clark & Company. A la temprana edad de 3 años empezó a ir de un lado a otro tras su querido abuelo. Afortunadamente para T. J., su joven nieto desarrolló la misma pasión que él por ayudar a los demás a alcanzar la salud.

De 1950 hasta 1960

Aquí aparece el joven Tom a lomos de un caballo que su abuelo T. J. había entrenado en sólo dos días. Como a T. J., al joven Tom le encantaba la aventura. Cuando se tomó esta foto, Tom ya había aprendido todos los secretos de su abuelo para fabricar sus extraordinarios Minerales Coloidales. A día de hoy, Tom trabaja para mantener la promesa que le hizo a su abuelo hace tantos años: "proporcionar salud y oportunidades a la gente del mundo."

De 1970 hasta 1980

A medida que la Fórmula Mineral Coloidal™ original disfruta de su 60º año de éxito ayudando a personas como usted a recuperar y preservar su salud, los investigadores convencionales apenas están empezando a comprender la importancia de los minerales y oligoelementos para la nutrición humana. Este período también está marcado por la intensa investigación de T. J. Clark & Company, ya que nos esforzamos continuamente para aislar y perfeccionar los compuestos individuales que son responsables de este fenómeno asombroso.

Desde 1990 hasta hoy

Destacados investigadores de EE.UU. y otros países comienzan a estudiar el fenómeno de los minerales coloidales. El producto se gana los elogios de médicos y científicos a medida que las propiedades únicas de los minerales siguen demostrando su asombroso efecto sobre la salud humana. T. J. Clark & Company continúa realizando estudios más avanzados para aislar los compuestos individuales y perfeccionar el proceso de fabricación.

Las instalaciones de fabricación se trasladan a St. George, Utah, y se modernizan para aprovechar la creciente tecnología en la fabricación de vitaminas y minerales.
La investigación en extractos fitogénicos proporciona el catalizador nutricional destinado a ser el ingrediente "clave" en la fabricación de productos nutricionales para el siglo XXI.